Blogia
mamorro

Retirada de Ertibil una obra de Khuruts Begoña

Retirada de Ertibil una obra de Khuruts Begoña
Copio la noticia de El Correo de hoy:
La Diputación de Vizcaya retiró el pasado viernes a última hora una de las 20 obras seleccionadas para la exposición itinerante ’Ertibil 2008-Arte Gaztea’ al considerar que la vídeo-creación del artista bermeotarra Khuruts Begoña «hiere la sensibilidad de muchas personas». La pieza, que en un principio fue dotada con un premio de 2.000 euros, muestra la sede del Gobierno civil de Bilbao, un coche de la Guardia Civil y una escultura del artista Vicente Larrea encuadrados en una diana. La diputada de Cultura, Josune Ariztondo, comparecerá el próximo miércoles en las Juntas Generales a petición propia para explicar los motivos y las circunstancias que han rodeado la retirada de la obra.
El departamento de Cultura que encabeza la ex secretaria del Euzkadi buru batzar decidió apartar la pieza de Khuruts Begoña de la exposición sólo unas horas antes de que se inaugurase oficialmente en la bilbaína sala de Rekalde, gestionada por la propia Diputación. La obra fue seleccionada -entre 255 piezas presentadas de 168 artistas- por un jurado compuesto por Xabier Sáenz de Gorbea, profesor de Historia del Arte de la Facultad de Bellas Artes de la UPV; Pilar Mur, directora de la Sala Rekalde; José María Herrera, profesor de la Facultad de Bellas Artes de la UPV, y el artista Andoni Euba.
Según ha podido saber este periódico, los responsables de la institución comprobaron de primera mano el contenido de la obra y acordaron que «en ningún caso» iba a exponerla en una muestra organizada y financiada por la propia Diputación. Además, decidieron retirar de la circulación 1.500 catálogos de distribución gratuita en los que se recogían reproducciones fotográficas de las piezas seleccionadas y datos biográficos de los participantes. Según fuentes del departamento, también se está sopesando la posibilidad de exigir al artista la devolución de los 2.000 euros del premio que recibió al ser seleccionado su video, titulado ’5 minutos de objetividad ante una escultura verde en Bilbao’ y que ya fue proyectado en el Aula Magna de la UPV el pasado mes de mayo.
En declaraciones a EL CORREO, la diputada de Cultura, Josune Ariztondo, que la pasada semana formuló una petición urgente de comparecencia en juntas por este motivo, aseguró que la Diputación no debe colaborar «en ningún caso» en la proyección de esta vídeo-creación. Según explicó, a la hora de promocionar una obra de estas características, la institución debe ser consciente de la influencia que ejerce el terrorismo en la sociedad. «En este país hay gente que mata y hay gente que vive amenazada. Desde el punto de vista humano, la obra hiere la sensibilidad de muchas personas. Y, en este momento, ése es un motivo suficiente para retirar la pieza de la exposición», subrayó Ariztondo.
«Abierto a la objetividad»
Este periódico se puso en contacto con Khuruts Begoña, que ha recibido otras becas públicas en años anteriores, para conocer sus impresiones. El artista, sin embargo, ha decidido no dar su opinión «de momento» sobre la retirada de su obra. No obstante, explicó que el video no fue creado con la intención de «herir» la sensibilidad de las personas, aseguró que su vídeo no tiene «una única interpretación» y, en este sentido, recalcó que está «abierto a la objetividad de cada espectador».
La exposición ’Ertibil 2008-Arte Gaztea’, que cumple en esta edición su 25 aniversario, nació con el objetivo de servir como «revulsivo y aliciente» a los artistas «emergentes radicados en el territorio», a los que, de esta manera, se puede apoyar «económica e institucionalmente». Después de su estancia en Bilbao, donde permanecerá hasta el próximo 11 de junio, la muestra pasará por otras nueve localidades vizcaínas.

y aqui la respuesta de Saenz del Gorbea en DEIA:

Censura preventiva
Saenz De Gorbea
Lástima que se hable más de la censura de uno de los trabajos que de las obras seleccionadas y premiadas en la 25 edición de Ertibil. Pese al barullo, es una exposición que resulta interesante. Se muestran piezas de autores nuevos y se ofrece una mirada menos evasiva. El humor y la transgresión están presentes, junto la vivencia y la valoración poética de una serie de situaciones humanas. Pinturas, esculturas, dibujos y sobre todo vídeos y fotografías que tienen el poso de lo joven y emergente. Es el caso de las obras galardonadas: La imagen de Zigor Barayazarra, el vídeo de Jessica Llorente y la acción fotográfica de Karmelo Bermejo.

Para no herir sensibilidades se ha retirado una obra de Khuruts Begoña premiada con 2000 euros. Existen guerras preventivas, también hay censura preventiva. Con ello, no sólo se ha puesto en el disparadero mediático a un autor, sino también se impide la percepción de un trabajo que ya ha sido penado.

Producida la acusación del fallo, se distorsiona el vídeo, pues se toma la parte de un fotograma por el todo. Las imágenes en movimiento del autor de Gernika hablan del hecho real de una obra de arte rodeada por unos vehículos de la guardia civil. Su título es muy indicativo: "5 min. de objetividad ante una escultura verde en Bilbao".

Lo que es el objetivo de una cámara para algunos es una diana, pero el punto central ni siquiera está colocado sobre nada concreto. La obra de Khuruts Begoña ilustra acerca de una realidad, promueve una sensibilidad sobre la ciudad y propone una reflexión sobre una escultura pública. Aspiraciones a las que no fue ajeno el propio alcalde de Bilbao, cuando durante la inauguración de la pieza hizo votos para que fueran retirados los citados automóviles a fin de poder ver el trabajo de Vicente Larrea, dedicado a homenajear a algunos de los arquitectos más influyentes en la construcción de la villa.

Un certamen de arte es un certamen de arte es un certamen de arte. En consecuencia, los argumentos valorativos tienen que ser artísticos, deben analizarse los conceptos, los lenguajes, los usos procedimentales, los manejos materiales, la adecuación entre formas y contenidos, la innovación y la contextualización histórica de las propuestas.

Las obras de arte no representan necesariamente la opinión de sus autores. Entre el sujeto y el objeto hay una distancia, la que va del yo que la hace al ello del objeto creado. Si no fuera así, tampoco se podría mostrar ni describir escenas reales o ficticias de matanzas y asesinatos terroristas en la televisión, el cine, la literatura o el teatro.

Para defender las sensibilidades están las leyes. Un gestor no puede arrogarse la facultad de decidir qué obras entran en conflicto con las gentes y cuáles no. Si se lleva la reflexión hasta el absurdo, seguro que muchas de las obras expuestas van a herir la sensibilidad de alguna persona o grupo humano. ¿Se van a quitar por ello? ¿Cómo cuantificar algo tan lábil y personal?

También transmite sufrimiento, agonía y tortura otras cosas, como el omnipresente crucifijo que se muestra en tantos sitios, representado en los cruceros religiosos, al exterior de las iglesias o paseado durante las procesiones de semana santa. ¿Hay que pedir que se eliminen, por que molestan tales dramas a muchas personas?

Se da la paradoja de que en el Aula de Cultura de la BBK se presenta la pintura de dos artistas cuyas obras tienen serias dificultades para ser exhibidas en su país. La distancia de lo que ocurre fuera, puede ayudar a entender que para no saltarse los límites están los jueces. Mientras tanto debe imperar la libertad de expresión y que no sean las instituciones las que decidan sobre lo que está bien o no por razones políticas, psicológicas, éticas o religiosas. Hasta no ser juzgado, hay algo que se llama presunción de inocencia. Todo el mundo tiene derecho a las garantías legales y procesales.



Copio (para que esté más a la vista) un comentario que ha dejado Izaskun Etxebarria:

Autor: Izaskun Etxebarria
Estimado Sr. Sáenz de Gorbea,

Me sorprende que compare los crucifijos de las iglesias con los acontecimientos actuales en el País Vasco. Yo también soy bastante anticatólica pero no me parece nada acertado comparar una cosa con la otra.

Sí, hablamos de imágenes simbólicas, es cierto, la gran diferencia es que unas están asumidas por una gran mayoría de la sociedad mientras que otras sólo representan a una pequeña parte de ésta.

Es un atropello lo que ha sucedido con la obra censurada de este artista, cierto, sin embargo, quien no quiera entender la razón por la que se tomó esa decisión está ciego o peor, inmune ante el dolor de los demás. Las imágenes son libres, y nosotros podemos instruir al público en lo que tienen que ver y entender pero ellos verán y entenderán lo que quieran, para eso son imágenes simbólicas.

Es una pena pero los artistas trabajan para los artistas y demás agentes mientras el público queda fuera de este juego, luego con llamarles gilipoyas nos quedamos tan anchos. Es como el bla bla bla... sabes??? instructor que insulta con ese tono despectivo al ignorante, cuando el que ve, por mucho que mire una y otra vez sólo ve lo que vio por primera vez.

Genial la obra de Khurutz que nos tiene exprimiéndonos los sesos tantos días sin parar, aunque oportunista en mi opinión y falta de cierta sensibilidad ante ese dolor de los demás que quiero recalcar.

Sin duda es una situación interesante la que ha surgido de esta situación de censura aunque para mí de mal gusto, incómoda y espero que no caiga en saco roto. Es muy fácil caer en el recurso de la provocación, para mí, el arte es mucho más que sólo eso.


Texto de Morquillas comentando el caso de la censura y proponiendo una exposición:

¿Por qué El Correo –por ejemplo- puede ‘publicar’ dianas y un artista no?

Sigo pensando, creyendo y padeciendo que el poder de los medios para establecer baremos interesados sobre la libertad de expresión, es ‘democráticamente’ superior al de los creadores ‘libres’. Pese a conocer las ‘actuales’ miserias de los artistas que solemos definir actuales por su vinculación y subordinación inmisericorde a un sistema únicamente económico y aforado en la incultura, la estupidez y el desacierto, quiero seguir. Sigo.

Así se aprecia cuando nuestro gobierno (léase subsidiariamente ETB, ejemplo breve) exige, a cambio de nada, la cesión de derechos a los artistas novatos durante 35 años, con apoyo y aquiescencia interesada y estúpida de la Facultad, que sin ello no obtendría presencia; tampoco el cohecho generaría pagados textos y coartadas subsidiariamente abrillantadas con docta (adviértase relación con la enfermedad) apariencia y quizás desaparecería la cucaña de futuros beneficios y la posibilidad de asentamiento sólido en tiempos útiles. Pese a ello –repito, y por eso la molestia de escribir esto-, creo que hay mayor interés y preocupación por la libertad, en el espacio del arte que en el pagado de la prensa y sus necesitados adláteres. Sea sólo por recordar que todo ello alguna vez fue otra cosa; muchas veces. En muchos tiempos.

Este ejemplo reciente de instalación democrática de la censura, ha generado una idea que puede ser divertida e incluso eficaz.

Propongo una exposición (‘República bananera’) en la que los artistas se retraten tras una diana. En la inauguración se servirán únicamente plátanos que adosen pegatinas con la inscripción ‘Embotellado en la propiedad’. Tras eliminar la funda, comamos alguna vez algo que realmente nos alimente.

El político es un personaje mediocre que sólo alza trémulamente la voz en circunstancia resuelta. Carece de pensamiento analítico sin subordinación. Ni es capaz de rodearse de gente que ame y conozca su trabajo, ni de sicarios sólidos que con requeridas actuaciones duras, eliminen sin incertidumbre y fisura cualquier posibilidad supuestamente desagradable a sus intereses; su recorrido está determinado por su altura. Puro temor; precavido ante la ausencia de sueldo, socializa escenográficamente su disfraz de soledad pública. Así el Plan Vasco de Cultura resulta careta vulgar, mediocre y extensión; pues está ‘rehecho adecuadamente’ por los propios generadores de su necesidad. Resulta plusvalía económica de horas extras, ambición -visible para cualquiera- de estrictas codicias políticas o económicas. Podría -el político- defenderse ante esto o aquello alegando voluntad de distancia a los extremismos que genera y a los que inevitablemente su desapego y estupidez le conducen. Podría intentar significar –disfrazándose nuevamente- su supuesta voluntad de tolerancia. Pero ante ello volvería la interrogación inicial: ¿Por qué El Correo puede ‘publicar’ dianas y un artista no? ¿Quién paga al periodista? ¿Quién paga al artista?. Algo huele a piel de plátano

Para evidenciar este conflicto temporal y situar con propiedad y exactitud nuestro actual modelo de democracia, se pedirán subvenciones para la realización de la muestra al Correo y al Gobierno, por poner un par de ejemplos de adscripción democrática. Cualquier crédulo no ignora que no nos defraudarán.

La exposición incluirá debates sobre la libertad de expresión. Quizás lo difícil sea encontrar gente que lea la etiqueta, que no tenga ya -por voluntad propia o ajena- pelado el plátano.


2º texto de Morquillas tras una reunión que mantuvimos comentando el caso de la censura y su propuesta de exposición:

A la luz de su propia interpretación, el oportunismo oculto de la diputada es eficaz; censura la diana ajena y para que no se vea la que coloca, la soterra saltando al paso siguiente: matar al artista. (hay gente que mata y hay gente que vive amenazada, dice ella)

http://mamorro.blogia.com/2008/053001-retirada-de-ertibil-una-obra-de-khuruts-begona.php

La censura es la muerte del artista. Mi propuesta sobre la exposición se muestra como acta testimonial y narrativa de un hecho previo, que la diputada, por ir al grano y evitar análisis o sentimiento (¿sensibilidad?), dibuja, silencia y no expone: Su diana translúcida.

Como puede apreciarse en prensa y medios, muchas personas se sienten heridas por determinadas acciones y actitudes. Salvo al político, nos suele resultar difícil separar persona y artista, persona y político..., aunque es evidente que para algunas personas es más útil políticamente realizar tal separación, ignorando que mayor sensibilidad, debe –debería- ser usada por todas las personas. Incuestionablemente cercana al hecho que nos ocupa, Torquemada poseía la suya. Ignoro si nuestra censora quisiera repudiarle o entronizarlo en altar privado. Más próximos, sí abre los ojos, tiene nombres con acciones (omisiones) y planes que hieren al sentimiento de otros. Si quisiera dar validez a su único argumento o su sensibilidad narrada fuese sincera, debería descolgar de su exposición vital o partidista a Vidarte o Ibarretxe e informar raudo compareciendo en Juntas. No se aprecia en ella defensa de herida o sensiblería alguna al respecto. Eso si, por razón subjetiva, para mi nítida (puro temor de su partido ante la llaga de su debilidad), abanderando cínicamente una sensibilidad colectiva que ninguna relación tiene con los hechos narrados, y como extensión falsa de argumento dogmático y autoritario (la Diputación no paga lo que no le gusta, puede leerse entre líneas en su comunicado), paradójicamente, y previendo la exhibición pública y descarnada del mismo, no tiene problema en asumir trabajo de eliminación, transformándose así en nuevo elemento amenazante. Como también señala Xabier, estas cuestiones, en democracia real, sólo deberían competer a los tribunales. Aún, viéndose llegados a este desagradable extremo, un buen abogado –o malo, definiéndolo desde el lado en que se coloquen los ojos-, podría inventarles necesitadas pruebas pertinentes. Hechos recientes, entre los que se encuentra la censura de mi exposición por el museo (de los que informaré detalladamente en el momento justo), permiten apreciar que ningún interés en auditar problemas, existe al interior de su comunidad; mas bien, intentar barrerlos bajo alfombra.

Las palabras de la diputada entrecomilladas por El Correo, informan en su propio interior de un hecho anticonstitucional: ¡Censura!. Al efecto de la exposición, lo demás es literatura. Nada puede considerarse objetivamente político o razón política en hecho similar, siquiera subjetivamente, hasta que no sea valorado en forma similar por el juez. Cuestión compleja por otra parte y motivo.

Ajustando a contexto sus palabras debe leerse también: “En este país hay gente que censura y hay gente que vive amenazada. Desde el punto de vista humano, su actitud y su censura hieren la sensibilidad de muchas personas. Y, en cualquier momento, ese es un motivo suficiente para retirar algunas pieza de las esperanzas y del tablero del futuro” (véanse las literales en dirección de arriba). Quizás, como El Correo, pretenda regar tópicos y ver en estas palabras una nueva diana. Para informar en contrario, comunico que queda ignorada y definitivamente descolgada de mi exposición. Cuestión de límites ajenos, que en mi caso, como siempre, no los padezco de ningún partido. Por otra parte, ni siquiera yo, estoy autorizado a colocármelos.

Incluyo estas aclaraciones, al objeto de evidenciar que no existe ningún juego político en los hechos que narraba en la anterior nota que os envié. Sólo mostrar la diana que la apoderada nos coloca. Ningún interés tengo o he tenido en Partido alguno; actualmente, ni siquiera en amar u odiar robos o planes que no me atañen. Tampoco creo que mi propuesta expositiva contenga acción o dirección política, pues no poseo visión similar de la cultura ni tengo esperanzas o deseos de jugar a la lotería del gobierno o del partido (lo cual indefectiblemente, en estas cuestiones, da cierta ventaja). Carece de mínima expectativa la consideración por partido alguno, contrariamente a la reciente jactancia de un crítico sobre sus diplomas otorgados por el PSOE y el PP. La censura sí me atañe, como a todos; creo.

Suerte, divulgación y respuestas, caballeros.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

aitzol basaldua -

Pues si os salen muchos plátanos y no os entran en otra sala, los podeis traer a L'Mono.... www.l-mono.org

Salud....Aitzol Dorre Erreta
(Dorre erreta, torquemada, dorre je je tor.. quemada.jjeje ..que chorrazo democrachorrazo...)

Izaskun Etxebarria -

Estimado Sr. Sáenz de Gorbea,

Me sorprende que compare los crucifijos de las iglesias con los acontecimientos actuales en el País Vasco. Yo también soy bastante anticatólica pero no me parece nada acertado comparar una cosa con la otra.

Sí, hablamos de imágenes simbólicas, es cierto, la gran diferencia es que unas están asumidas por una gran mayoría de la sociedad mientras que otras sólo representan a una pequeña parte de ésta.

Es un atropello lo que ha sucedido con la obra censurada de este artista, cierto, sin embargo, quien no quiera entender la razón por la que se tomó esa decisión está ciego o peor, inmune ante el dolor de los demás. Las imágenes son libres, y nosotros podemos instruir al público en lo que tienen que ver y entender pero ellos verán y entenderán lo que quieran, para eso son imágenes simbólicas.

Es una pena pero los artistas trabajan para los artistas y demás agentes mientras el público queda fuera de este juego, luego con llamarles gilipoyas nos quedamos tan anchos. Es como el bla bla bla... sabes??? instructor que insulta con ese tono despectivo al ignorante, cuando el que ve, por mucho que mire una y otra vez sólo ve lo que vio por primera vez.

Genial la obra de Khurutz que nos tiene exprimiéndonos los sesos tantos días sin parar, aunque oportunista en mi opinión y falta de cierta sensibilidad ante ese dolor de los demás que quiero recalcar.

Sin duda es una situación interesante la que ha surgido de esta situación de censura aunque para mí de mal gusto, incómoda y espero que no caiga en saco roto. Es muy fácil caer en el recurso de la provocación, para mí, el arte es mucho más que sólo eso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres